Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar els nostres serveis i/o mostrar publicitat relacionada amb les seves preferències mitjançant l'anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació 'aquí'.

Per 5è any consecutiu, el Col·legi d’Educadores i Educadors Socials (CEESC) celebrem el Dia Internacional de l’Educació Social.

 

Territori
  • Girona

Debat 20è aniversari del CEESC a Girona

 

Posem focus al nou talent de la disciplina que sorgeix arreu de les Universitats Catalanes.

 

Ja està actiu el web de la Renda Garantida de Ciutadania amb la informació necessària per poder donar resposta a les possibles consultes dels ciutadans sobre l’RGC i sobre els complements de pensions.

A la web hi ha disponible un Assistent virtual per informar dels requisits per accedir a la prestació. També hi ha un telèfon disponible (900400012).

Podeu consultar també la Guia informativa de la Llei de la Renda Garantida de Ciutadania en català (PDF) i castellà (PDF), que ha publicat la Comissió Promotora de la Renda Garantida de Ciutadania. S’hi detallen les característiques d'aquesta prestació, els requisits per accedir-hi i les compatibilitats que té amb altres ajudes.

Les sol·licituds per obtenir la RGC es podran començar a presentar a partir del dia 15 de setembre. El mateix dia es farà un acte de celebració per la posada en marxa d'aquesta prestació a les 19h a la Plaça del Rei de Barcelona.

El CEESC és una de les entitats signants del document de celebració i compromís de la Renda Garantida de Ciutadania.

 

Ante los atentados ocurridos en Barcelona y Cambrils, el consejo general de colegios de educadoras/es sociales emite el siguiente comunicado.

En primer lugar, condenar estos hechos. La Educación Social por su definición histórica está, siempre, junto a las personas y colectivos que sufren y todo hecho violento va en contra de los derechos y libertades de los individuos y se debe dar una respuesta contundente basada en la razón y en la justicia social.

Las educadoras y educadores sociales estaremos siempre al lado de las personas y guardaremos un trato igualitario sin discriminación por razón de sexo, edad, religión, ideología, etnia, idioma o cualquier otra diferencia.

Trabajamos, en general, con personas en dificultad social, la intervención socio-educativa realizada no supone que las decisiones ulteriores de la persona y/o colectivo sigan los valores éticos propuestos desde dicha intervención. Somos conscientes de que hechos de este tipo invitan a respuestas emocionales y debemos ser prudentes en la expresión de estos sentimientos para no mezclar la tarea socio-educativa realizada en un momento de la vida y las decisiones tomadas posteriormente por estas personas.

Estamos convencidas/os que la responsabilidad de la educación es tarea de la comunidad, no sólo de aquellos agentes encargados de la misma. Es tarea del educador y de la educadora social promover la participación de la comunidad en la labor educativa, intentando conseguir que sea la propia comunidad con la que interviene, la que busque y genere recursos y capacidades para transformar y mejorar la calidad de vida de las personas.

Así mismo, es necesario que la sociedad entienda que la inclusión-integración es un objetivo en el que todas/os estamos involucrados y, por tanto, se hace imprescindible una mejora, una mayor inversión en recursos en el actual sistema educativo. La educación nos hace más humanos y la falta de educación nos deshumaniza.

La violencia destruye a las personas y las priva de sus derechos y libertades, y es una tarea ética de la educación social estar al lado de las víctimas. La educación social es por naturaleza liberadora y debería serlo tanto en el caso de quien la recibe (el educando) como de quien la facilita (el educador/a).

Nuestro Código Deontológico señala que el educador/a social será crítica con las informaciones manipuladas o inexactas de los medios de comunicación que puedan contribuir a la estigmatización de personas, grupos o comunidades. En este sentido, denunciamos los mensajes aparecidos en las redes sociales y algún medio de comunicación desprestigiando la labor que se realiza desde la educación social.

Denunciamos, también, los ataques sufridos a mezquitas que sólo tienen como objetivo generar daño y no ofrecer soluciones. Al igual, que los ataques terroristas que muchas mujeres sufren diariamente por la violencia machista.

Desde la educación social sabemos que es necesario reflexionar y dialogar entre todos/as para hacer de la convivencia un espacio de encuentro de todas las personas. En este sentido, es función del educador y la educadora social contribuir a generar una conciencia crítica sobre los problemas sociales y sus causas y, por tanto, supone una obligación denunciar aquellas situaciones de injustica social.

El dolor y la indignación por estos terribles hechos debe ser un revulsivo para que desde los diferentes ámbitos políticos y sociales ahondemos en las causas y, así, poder emplearnos con toda la energía en aportar soluciones.

Tenemos la obligación de dar una oportunidad a la paz; con la unión y el esfuerzo de todos y todas es posible conseguir una sociedad en la que nos sintamos miembros de una misma comunidad y en la que hechos tan horribles no vuelvan a repetirse.
 

Barcelona, 28 de agosto de 2017

 

Accés al comunicat per visualització i descàrrega

 

Conveni d'obligat compliment per a totes les empreses i entitats que presten serveis a Catalunya.

 

Territori
  • Lleida